7 Remedios Caseros de Aloe Vera

El Aloe vera es, por sí misma, un remedio natural. Por todo el mundo son conocidas las excelentes propiedades curativas y cosméticas de esta especie vegetal; y desde la antigüedad se ha aplicado para aliviar diferentes dolencias. Se tiene constancia de que los egipcios y los romanos aplicaban esta planta sobre la piel para mantenerla sana o paliar determinadas enfermedades de la misma.

En la actualidad, una infinidad de productos de todo tipo incluyen Aloe vera. Son realmente efectivos y se presentan en forma de crema, detergente, champú, acondicionador, enjuague bucal o desodorante, entre otras muchas. Sin embargo, con la mera manipulación de la planta y obtención de su pulpa se pueden lograr también resultados extraordinarios. He aquí algunos remedios naturales que ayudarán a los que los prueben a mejorar de diferentes afecciones.

1. Si se mezcla en un recipiente aceite (preferiblemente con vitamina E) y gel de Aloe vera (la pulpa), se obtiene un remedio realmente efectivo para aliviar las quemaduras y heridas y ayudarlas a cicatrizar.

2. Añadiendo a un vaso de agua dos o tres cucharadas de gel de Aloe vera se obtiene un compuesto que, si se utiliza para enjuagues bucales, mejora el estado de las úlceras, las herpes o las heridas dañadas.

3. Si se aplica directamente este gel sobre una muela infectada o careada remiten ligeramente y durante un rato los dolorosos síntomas. También se puede realizar este proceso mediante un enjuague.

4. Las hojas más efectivas para curar las heridas, aliviar el escozor o paliar los efectos de la picadura de mosquitos o avispas son las de más de tres años de edad, es decir, las más cercanas a su base. Tras su correcto y cuidadoso corte, se deben cortar de forma adecuada y extraer de su interior su pulpa. Ésta se debe aplicar sobre la solución afectada y en pocos minutos se aliviarán los síntomas. Hay que tener en cuenta que su nivel de penetración en la piel es cuatro veces más rápido que el del agua.

5. Una cucharada de jugo de Aloe vera por la mañana contribuye a regular el tracto gastrointestinal y previene de la aparición de úlceras o de acidez.

6. Aplicar el jugo después de la ducha en las superficies más afectadas por el sudor del cuerpo (el cuello, las axilas o las plantas de los pies) ayuda a prevenir el olor corporal y la aparición de hongos.

7. Mojando una compresa con una mezcla de agua caliente y Aloe vera hace que remitan las molestias del reuma.

comments powered by Disqus